martes, 31 de julio de 2012

Un clásico



No haré muchos comentarios sobre este libro, solo diré que es un clásico de la Patagonia y que en una biblioteca patagonica debe estar este libro. El ejemplar que yo poseo se editó en Grafica Laft en Buenos Aires en el año 1998. Es sencillamente excelente