martes, 17 de noviembre de 2009

El Maestro

 


Baldo Araya fue pionero en estas lides de investigar la historia de Aysén, fue en todo sentido un visionario y su obra, que es bastante fecunda, ha servido de base para todos quienes hemos seguido el camino de dar a conocer la historia de nuestro territorio. Fue, según mi parecer, un cronista que testigo presencial de la segunda epoca de Aysen, relató los hechos y desgrano sus recuerdos de personajes y hechos importantes. Sus libros debieran reeditarse para que estén al alcance de todos los aiseninos y de quienes nos visitan.